Ridley Scott

Ridley Scott

El rodaje en Canarias de producciones de cine ha sido noticia en los medios de comunicación en las últimas semanas. En este otoño están previstos los rodajes en nuestras islas de In The Heart of the Sea, dirigida por Ron Howard y Exodus de Ridley Scott. La primera se rodará en La Gomera y narra la historia de un barco ballenero que en 1819 sufrió una terrible experiencia que conmocionó al mundo. Exodus narra la vida de Moisés, interpretado por Christian Bale, se rueda en Almería y a fines de noviembre empezará el rodaje en Fuerteventura.

Desde los comienzos del cine Canarias ha sido escenario de numerosas películas, especialmente las producciones francesas de la Societé de Etablissements I. Gaumont que comenzaron a rodar en Canarias en 1909. Posteriormente se han rodado otros títulos de los que destacamos las películas Tirma (1954) de Paolo Moffa y Carlos Serrano de Osma y Moby Dick (1956) de John Huston, ambas rodadas en Gran Canaria. En los años 60 se rodaron películas «prehistóricas» como Hace un millón de años (1966) de Don Chaffley y protagonizada por una escultural Raquel Welch con bikini de piel. Espectaculares son las escenas de luchas de animales prehistóricos elaboradas por Ray Harryhausen. Las escenas en la naturaleza están rodadas en Tenerife y Lanzarote. Otro título, con escenas rodadas en parajes de Gran Canaria, es Cuando los dinosaurios dominaban la tierra (1970) dirigida por Val Guest y con la participación del mago de los efectos especiales Jim Danforth. Estos dos títulos son de la productora Hammer Films.

Estrenos más recientes son Del lado del verano (2012) de Antonia San Juan que narra en clave de comedia la situación particular de una familia grancanaria. Incluye escenas rodadas en el edificio de la Biblioteca Universitaria, y A todo gas 6 (2013) de Justin Lin, con escenas rodadas en Tenerife y Gran Canaria, contiene una espectacular persecución de coches y tanques. En definitiva, Canarias como plató natural ha permitido realizar numerosas producciones que aprovechan nuestros parajes naturales de cine. TheEnd

Compartir: