Vittorio Gassman

Vittorio Gassman, en ‘Guerra y Paz’ (1956)

Nos ha llegado estos días una restrospectiva sobre Vittorio Gassman (1922, Génova; 2000, Roma) con las películas Arroz amargo (1949), Ana (1951) y La escapada (1962). El actor y director italiano de teatro y cine estudió en su juventud en la Accademia Nazionale d’Arte Drammatica, debutando como actor de teatro en 1943.

Gracias al director Luchino Visconti se convierte en uno de los grandes del cine italiano, donde por lo general encarna a malvados. Pero es el éxito de los melodramas Arroz amargo (1949) y Ana (1951) los que le llevan a Hollywood para firmar un contrato con los estudios Metro-Goldwyn-Mayer y trabajar en Cry of the hunted (1953), The glass wall (1953), Sombrero (1953) y Rapsodia (1954).

Regresa a Italia y hace importantes papeles en coproducciones italoamericanas como Mambo (1954), La mujer más guapa del mundo (1955) y Guerra y Paz (1956) a la vez que prosigue con sus éxitos teatrales como actor y director.

A finales de la década de los cincuenta pasa de ser un galán especializado en papeles de malvado a convertirse en un actor cómico por el éxito de películas como Rufufú (1958) y La Gran Guerra (1959). A partir de ahí desarrolla una larga colaboración con los directores Dino Risi, Antonio Pietrangeli y Mario Monicelli, a la vez que continúa con su actividad teatral.

A finales de los setenta regresa a Estados Unidos para, entre otras, rodar con Robert Altman la película Quinteto (1979)

Quizá el mejor momento de su larga carrera es la década de los ochenta con La terraza (1980), La vida es una novela (1983) o La familia (1987). Te dejamos con una pequeña selección que podrás encontrar en la Mediateca. TheEnd.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.