Intriga, tensión, incertidumbre. El suspense es uno de los recursos más usados en el cine para enganchar al espectador, ya que le mantiene a la expectativa de lo que pueda suceder durante la película. Este género cinematográfico suele ir acompañado de otros géneros como el de acción, de aventuras, de policías, de criminales, de espías, de terror o de catástrofes.

Norh by northwest Alfred Hitchcock

Cary Grant perseguido por una avioneta en Con la muerte en los talones (1959)

Las películas de Alfred Hitchcock son las que más representan este género. Famosas son las escenas de la persecución de la avioneta en Con la muerte en los talones (1959) o la de la ducha en Psicosis (1960). Hitchcock, «El maestro del suspense», produjo muchas innovaciones en el cine como la introducción de un nuevo plano, el de voyeur, el cual simula la perspectiva de la visión humana así como la técnica de los giros argumentales en los desenlaces. Dirigió más de 50 películas, la mayoría protagonizadas por estrellas de cine como James Stewart, Cary Grant, Grace Kelly o Ingrid Bergman. De entre ellas destacamos 39 escalones (1935)La sombra de una duda (1943)La ventana indiscreta (1954)El hombre que sabía demasiado (1956)Los pájaros (1963)La soga (1948) y Falso culpable (1956), éstas dos últimas basadas en hechos reales.

El cine Hitchcock influyó al director de Misión Imposible, Brian de Palma, en algunas de sus películas. Un ejemplo de ello es el filme Fascinación (1976) que narra la obsesión de un hombre de negocios por una mujer idéntica a su difunta esposa. Otra de sus principales obras es Vestida para matar (1980), en la que una prostituta es testigo del asesinato de una mujer, por el que se convierte en principal sospechosa y siguiente objetivo del asesino.

Otro clásico de suspense es El salario del miedo (1953) de Henri-Georges Clouzot, director francés de El cuervo (1943) o Las diabólicas (1955), basada en la novela homónima de Georges Arnaud. Fue premiada en los Festivales Internacionales de Cine de Berlín y de Cannes en el año 1953 y obtuvo el BAFTA a la mejor película en el año 1955. Ubicada en América Latina en los años 50, cuenta el viaje de cuatro trabajadores de una petrolera en unos camiones cargados de nitroglicerina por unos senderos peligrosos, con la misión de apagar un pozo de petróleo que se ha incendiado. Todo un viaje de tensión, cargado de suspense.

Buscando directores actuales de este género, hemos encontrado a David Fincher, director de la película de culto El Club de la lucha (1999) protagonizada por Brad Pitt y Edward Norton. Además de ésta, Fincher rodó varios largometrajes de suspense entre los años 1995-2002 como Seven (1995)The Game (1997)La habitación del Pánico (2002) o Zodiac (2007).

Películas como Los verdugos también mueren (1943), El estrangulador de Boston (1968)Un grito en la oscuridad (1988)El Dilema (1999), la Caza al asesino (2013) de Scott Walter o Todas las cosas buenas (2010) también contienen dosis de suspense, todas ellas además basadas en hechos reales.  

Te dejamos un enlace a la filmografía de suspense de la Mediateca. La tensión está garantizada. TheEnd

Compartir: