El cine bélico ha dejado un buen puñado de películas para recordar. Pero solo unas pocas merecen la categoría de obra maestra o de culto. Un ejemplo es la que hoy recomendamos para el fin de semana: Apocalypse Now (DVD 1410, 1412).

La acción transcurre en 1969, durante la Guerra del Vietnam. El capitán Willard, oficial de los servicios de inteligencia del Ejército estadounidense, recibe la misión de encontrar y eliminar al coronel Kurtz, un renegado de brillante historial militar que ha enloquecido y reina en lo más profundo de la selva, adorado como un dios por los indígenas. El viaje río arriba de Willard y sus cuatro acompañantes será una experiencia brutal de la que no saldrán indemnes.

Apocalypse Now fue la primera película de Francis Ford Coppola después de la segunda entrega de la trilogía El padrino y de La conversación, ambas de 1974. Es una adaptación de la novela de Joseph Conrad El corazón de las tinieblas (1899). El director toma de ella la narración en primera persona, la misteriosa personalidad de Kurtz y el tránsito fluvial como metáfora del descenso a los infiernos del alma humana. Añadiendo la crueldad y el sinsentido de la guerra, el resultado es una sucesión de horrores (en ocasiones, tragicómicos) que apenas da respiro al espectador.

El film rebosa de anécdotas y curiosidades. La dirección se ofreció en primer lugar a George Lucas, pero éste rechazó la oferta al estar embarcado en su Guerra de las Galaxias. Cuando Coppola se hizo cargo del proyecto, tampoco Martin Sheen era la primera opción para el papel de Willard (se barajaron los nombres de Al Pacino, Robert Redford, Steve McQueen y Jack Nicholson, y se llegó a contratar a Harvey Keitel). El rodaje en las islas Filipinas fue largo y accidentado (un tifón destruyó los sets de producción, Sheen enfermó de malaria y sufrió un infarto…). Y el sacrificio real de un buey ante la cámara, que ya fue criticado entonces, ahora sería inaceptable en una producción de Hollywood.

Difícil escoger una única escena de la película. ¿Cómo olvidar, por ejemplo, al excéntrico teniente coronel William «Bill» Kilgore (Robert Duvall)? Él y sus «cowboys aéreos» practican una guerra de exterminio no muy distinta de la que hicieron sus antepasados contra los indios americanos. Solo que, esta vez, cabalgan helicópteros en lugar de caballos y no cargan al son de las trompetas, sino de música wagneriana. El discurso de Kilgore sobre «oler napalm por la mañana» figura entre los hitos del cine de todos los tiempos.

Por supuesto, el momento cumbre es el encuentro entre Willard y Kurtz. A destacar el trabajo de Marlon Brandon en el papel del ex-coronel atormentado y sanguinario, pero lúcido en su lógica demencial. Fotografía y sonido aportan la oscuridad y el surrealismo necesarios a este clímax. No sorprende que la cinta ganara sendos Oscar en esos apartados.

El equipo de Coppola no fue lo único que peligró en la jungla filipina. También lo hizo su sentido de la medida. Aunque Apocalypse Now se estrenó en los cines con 153 minutos, había filmado al menos 289, o sea, casi cinco horas. En 2001 presentó Apocalypse Now Redux, con 49 minutos no incluidos en la versión original. Esta ampliación a los 202 minutos es la que ponemos a tu disposición en la Mediateca.

Compartir: