¿Existe la música navideña? No hace falta respuesta, ¿verdad? Otra cosa es que haya significado lo mismo en todo tiempo y en todo lugar. No suena igual un canto medieval o renacentista que un oratorio barroco, ni un villancico católico conmemorando el Nacimiento del Niño Jesús expresa idéntico sentimiento que un christmas nórdico sobre Santa Claus/Papá Noel.

También es cierto que, al igual que sucede con Halloween, la Navidad anglosajona ya forma parte de nuestras vida. No hay quien no reconozca la melodía del inmortal White Christmas, que Irving Berlin escribiera y Bing Crosby inmortalizara hace más de 70 años. O a ese otro clásico, pero contemporáneo, All I Want for Christmas Is You, que Mariah Carey y Walter Afanasieff medio improvisaron en 1994 y que vuelve a ser noticia por ser número 1 en Estados Unidos 25 años después.  Por supuesto, Taylor Swift, la reina del pop de la década, ya tiene su propio himno, Christmas Tee Farm, triunfando desde el pasado 5 de diciembre.

Las tres son canciones apropiadas para estas fechas. Pero en The End, un poco por llevar la contraria, te queremos felicitar con algo distinto. Se trata de Burrito sabanero, luego conocida como El burrito de Belén, creación del venezolano Hugo Blanco Manzano. Se hizo muy popular en América Latina, desde finales de los 70, en grabación del grupo infantil La Rondallita. En Canarias, debido a los estrechos vínculos entre ambas orillas, se acopló sin dificultad a nuestro cancionero navideño. Aquí te dejamos la versión del colombiano Juanes (2006). Con ella, va nuestro deseo de una Feliz Navidad. Y el de seguir compartiendo contigo buena música y buen cine el entrante 2020.

Compartir: