Cine y música de la Mediateca

Paisajes eléctricos: lo mejor de Radio Futura (2004)

Esta vez no despediremos el curso universitario con un Top Ten de canciones vintage. Aunque sí echaremos mano de uno de los protagonistas de la recopilación del verano pasado. Y, por una vez, español.

Radio Futura es un referente del pop-rock que se hacía en nuestro país hace treinta o cuarenta años. Publicó cinco álbumes de estudio y un directo, que le valieron una creciente popularidad y el respeto de la crítica musical. En la Mediateca hallarás Paisajes eléctricos (CD 1293), una caja que contiene 21 temas originales y en vivo, remezclas y rarezas en dos cedés, más un DVD con videoclips y actuaciones televisivas. Un compendio de lo más representativo de su carrera, que vamos a repasar a modo de adiós hasta la vuelta de las vacaciones.

Radio Futura nació en 1979 como el proyecto de un grupo de jóvenes influidos por las nuevas corrientes artísticas y musicales que cristalizarían en la llamada Movida madrileña. Al año siguiente sacaron un primer elepé, cuyo título (Músicas modernas) dejaba claras las pretensiones innovadoras del entonces quinteto. Fue un fiasco en ventas y ni siquiera convenció a sus propios creadores, que, cuatro décadas después, todavía reniegan de él. Sin embargo, dejó dos clásicos indiscutibles de la Movida: Enamorado de la moda juvenil y Divina.

La triada de Radio Futura, en 2004: Luis Auserón, Enrique Sierra y Santiago Auserón

El fracaso de Músicas modernas provocó cambios de personal y, sobre todo, un golpe de timón en la orientación de la banda. Los hermanos Auserón (Santiago a la voz y guitarra; Luis, en el bajo) y Enrique Sierra (guitarra), apoyados a la batería por Carlos Velázquez, se recondujeron hacia una música más elaborada. A esta etapa de transición pertenece el tema que abre Paisajes eléctricos. En efecto, el sencillo La estatua del Jardín Botánico significó el relanzamiento de Radio Futura en 1982:

Dos años más tarde, ya bajo nuevo sello discográfico, lanzan un segundo álbum con una selección de canciones compuestas y pulidas entre 1981 y 1983. El resultado no fue del todo satisfactorio, en parte por el empeño en auto producirse; pero, aun así, La ley del desierto / La ley del mar supuso un paso decisivo hacia el sonido más duro y funky, e igualmente «latino», que se convertiría en marca de la casa. Escuela de calor ejemplifica el primero y Semilla negra lo segundo. La versión contenida en Paisajes eléctricos acentúa la deriva latina del original:

El proceso creativo de De un país en llamas fue mucho más rápido. Grabado y producido en Londres, destaca por un sonido más contundente, incluso oscuro, y por las letras crípticas del antiguo estudiante de filosofía Santiago Auserón. La caja de la Mediateca incluye tres temas tal y como se publicaron en 1985. Seguramente, el más impactante sea No tocarte, que aquí puedes escuchar en un directo de TVE:

Radio Futura se había asentado por fin, a pesar de las sucesivas bajas y altas de músicos. Velázquez abandonó por desacuerdos artísticos y fue sustituido por Carlos Torero, un batería familiarizado con los ritmos latinos. El teclista Pedro Navarrete completaba el quinteto que grabaría en Nueva York La canción de Juan Perro (1987), dotado de un sonido más limpio que su predecesor. Suele considerarse la obra maestra del grupo y fundamento del rock latino. En esto último pesó mucho un viaje a Cuba en 1984, cuyos ecos ya se perciben en algún corte de De un país en llamas. El nuevo elepé se sumergía descaradamente en aquellos sones, pero sin descuidar la variedad estilística: desde la adaptación de un poema de Edgar Allan Poe, hasta la potencia rockera (rematada por un tumbao de piano) de A cara o cruz

o la senda reggae de El canto del gallo:

La canción de Juan Perro introdujo definitivamente al trío Auserón-Sierra en el mercado latinoamericano.  No sin presiones de la discográfica, grabó un directo que, aun lejos de ser perfecto (Santiago reconocería que los arreglos de estudio le restaron frescura), permite hacerse una idea de cómo se desenvolvía Radio Futura en vivo. Compruébalo en este Paseo con la negra flor, versión maxi-single de una de sus canciones más famosas:

Én 1990, ahora con el concurso de la guitarra de Ollie Halsall y la batería de Antonio Moreno, sale un quinto y último trabajo hecho de material original. Veneno en la piel ofrece un sonido acústico y sencillo, impulsado por el tema del mismo título que fue número 1 en ventas:

Y precisamente entonces, en la cumbre del éxito comercial, el grupo decide disolverse debido al cansancio y a las diferencias artísticas entre sus miembros. No obstante, el contrato con la discográfica lo obligó a publicar dos últimos trabajos. Uno de Rarezas (sobra explicación) y, en el mismo 1992, Tierra para bailar, en su mayor parte un conjunto de remezclas, como esta versión «rap-caribeña» (?) del Corazón de tiza que se había hecho tan popular en el verano del 90:

El legado de Radio Futura, además de un puñado de excelentes canciones, reside en su originalidad y en haber reivindicado la legitimidad del rock latino. De sus tres componentes básicos, Santiago Auserón ha disfrutado de la carrera en solitario más mediática, bien como compositor y cantante bajo el sobrenombre artístico de Juan Perro, bien en tareas de productor e, incluso, como teórico musical. Menos suerte ha corrido su hermano Luis, en tanto que Sierra falleció en 2012, descartando cualquier posibilidad de retorno de una formación emblemática en la historia de la música hispana.

Compartir:

Anterior

La invención de Hugo (2011)

Siguiente

Noticias de cine

2 comentarios

  1. Muy interesante este repaso a la historia de Radio Futura, un grupo al que he admirado y seguido desde que lo conocí. Gracias

Deja un comentario

Biblioteca Universitaria

© Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Aviso Legal

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Chat de la Biblioteca Universitaria
Hola. Indícanos el motivo de tu consulta y te responderemos lo antes posible. Gracias.