Cine y música de la Mediateca

ABBA Gold (2008)

El regreso de ABBA al panorama musical, después de casi 40 años de ausencia, nos ha recordado que en la Mediateca tenemos su disco más vendido, y el único en ser número 1 en Reino Unido y Estados Unidos. No es ninguno de los ocho álbumes de estudio que sacaron entre 1973 y 1981; sino un «grandes éxitos» de 1992 que ha sido relanzado en varias ocasiones hasta, al menos, 2014. La nuestra es la edición que apoyó el estreno de la película Mamma Mia! en 2008.

De Waterloo a One of Us, ABBA Gold (CD 413) repasa los éxitos más sonados de un referente de la música pop que se resiste a caer en el olvido.

La historia del cuarteto sueco se ha escrito muchas veces. Por ejemplo, que se formó en 1972 con el acrónimo resultante de tomar la primera letra del nombre de cada miembro: Agnetha, Björn, Benny y Anni-Frid. Agnetha Fältskog y Björn Ulvaeus eran matrimonio con anterioridad, mientras que Benny Andersson y Anni-Frid Lyngstad formalizaron su unión estando ya en la cima de la popularidad. Su estilo era simple, pero efectivo: letras sencillas, melodías pegadizas y armonías vocales. Ellas pusieron la voz principal en la inmensa mayoría de las canciones, mientras que ellos llevaban el peso de la composición. Los cuatro tenían experiencia previa en el mundillo artístico-musical, y no fue una sorpresa que acabaran juntos en 1971. Después de algunas apariciones en televisión, bajo el poco inspirado nombre de «Björn & Benny, Agnetha & Frida», sacaron un primer elepé al mercado (Ring Ring, 1973), un éxito en su tierra natal, pero sin mucha repercusión exterior.

El logotipo oficial del grupo apareció en 1976

La cosa cambió al año siguiente. En abril ganaron el Festival de Eurovisión, cantando en inglés en casa del anfitrión británico y haciéndole un guiño histórico: Waterloo. La canción daba título a su segundo larga duración, el primero con el nombre oficial de ABBA. También era la primera vez que Suecia lograba el premio, y sirvió para proyectar al grupo internacionalmente. No fue su mejor actuación en directo; pero todavía se recuerda los llamativos atuendos y el disfraz napoleónico del director de orquesta:

A partir de aquí, cada nuevo lanzamiento de ABBA sería número 1 en Suecia e iría escalando puestos en las listas europeas y americanas. En 1975 salió el álbum homónimo, que contenía el hit Mamma Mia, título del musical y la película años después:

El estrellato llegó con Arrival en el 76: número 1 en Reino Unido y 20 en Estados Unidos. La pista más celebrada de este elepé es Dancing Queen, un éxito instantáneo que se convirtió en el primer y único «number one» de ABBA en USA, y en la tarjeta de visita en la Unión Soviética y Japón, mercados de gran potencial por explotar Probablemente, sea su canción más popular. La compusieron Frida, Benny, Björk y el mánager Stig Anderson:

A finales de 1977, el grupo estrenaba nuevo álbum y la película de un tour por Australia, donde tenía un sólida base de fans. Era la prueba de que había alcanzado estatus internacional definitivamente. ABBA: The Album contiene Take a Chance on Me, que salió como segundo sencillo en enero del 78. Curiosamente, en Estados Unidos se vendió mejor que Dancing Queen, aunque quedase más abajo en el Bill Board. Atención al estupendo juego vocal que lo abre:

El siguiente disco, Voulez-Vous, es importante por varias razones: a) Fue el primero número 1 en Japón; b) Dos de sus canciones, Chiquitita y I Have a Dream, causaron tal impacto en los países de habla hispana, que pronto tuvieron versión española; c) Mientras se grababa, Frida y Benny contrajeron matrimonio; d) Un día antes de publicarse Chiquitita, Agnetha y Björn anunciaban su divorcio… Chiquitita (en los dos idiomas) arrasó en los territorios hispanoparlantes y sus derechos de autor se cedieron a UNICEF. Las voces de ellas y el piano de Benny emocionan hoy como en aquel enero de 1979:

El séptimo álbum de estudio se tituló Super Trouper. Que el cuarteto iba madurando la temática de sus letras, a consecuencia de las recientes experiencias personales, lo demuestra The Winner Takes It All (el ganador se lo lleva todo). Obviamente, la inspiró el divorcio de la pareja Bjön-Agnetha, aunque él afirmase que «en nuestro matrimonio no hubo ningún ganador». De cualquier modo, es una de las canciones más tristes de ABBA, y conmueve escucharla en la voz de la propia Agnetha. El video promocional tampoco tenía desperdicio:

En noviembre de 1981 (con Frida y Benny separados también) salió The Visitors. Sin abandonar el característico estilo pop, el contenido temático era más complejo que en sus anteriores trabajos, incluso con alguna referencia a la actualidad política. Esto, seguramente, hizo que el rendimiento comercial fuese la mitad que el de Super Trouper. Alcanzó el número 1 en Reino Unido, pero no pasó lo mismo con los singles extraídos. Y aquí prácticamente se terminó ABBA. Un hipotético noveno elepé nunca vio la luz. Su última presentación como grupo ocurrió en noviembre de 1982, si bien negaron la separación y prefirieron hablar de un descanso temporal, que aprovecharían para embarcarse en proyectos individuales (Benny y Björn se dedicaron a los musicales, y Frida tuvo un éxito fugaz de la mano de Phil Collins).

Posando junto al elenco de la película Mama Mia! en julio de 2008: Benny en el extremo izquierdo; Agnetha quinta por la izquierda, con la mano en el hombro de Frida; y Björn, segundo por la derecha

Si ABBA resurgió con fuerza en las dos décadas siguientes, fue gracias al cine y a nuestro disco del mes. Las bandas sonoras de Las aventuras de Priscilla, reina del desierto y La boda de Muriel, ambas de 1994, incluyeron canciones suyas. Mucho tuvo que ver la publicación, dos años atrás, de este ABBA Gold, primera recopilación de éxitos del grupo pensada para el formato CD. En 1999, Björn y Benny estrenaron el musical Mamma Mia! Enorme éxito que llevó a remasterizar el disco (y su equivalente de versiones españolas: ABBA Oro), así como a ofertas millonarias para que el cuarteto se reuniese. En 2008, la película de Meryl Streep desató una nueva ola de abbamanía y, otra vez, la compilación se vendió como churros. Así llegamos a la era del streaming, en que el nuevo y publicitadísimo trabajo del cuarteto, Voyage, se oferta en múltiples plataformas. ¡Ah!, y habrá concierto de reencuentro público en la primavera 2022, aunque solo sea mediante ABBAtares. El legado sueco sigue vivito y coleando…

Compartir:

Anterior

Las aventuras del príncipe Achmed (1926)

Siguiente

And the Oscar goes to… Really? (5)

2 comentarios

  1. Sam

    Que maravilloso articulo!!! Los vídeos muy acertados y una delicia escucharles!!!
    Gracias!.Muy fan
    Sam

Deja un comentario

Biblioteca Universitaria

© Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Aviso Legal

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Chat de la Biblioteca Universitaria
Hola. Indícanos el motivo de tu consulta y te responderemos lo antes posible. Gracias.