(Imagen: Freepik)

Halloween está al caer y, por cuarto año consecutivo, The End acude a la cita. Mientras en las salas de los cines se proyecta desde hace unos días la última entrega (o así la anuncian) de la famosa saga de John Carpenter, aquí te dejamos tres títulos de distintas épocas y estilos, pero todos recomendables. ¿Te animas?

(Imagen: Amazon)

Poco antes de que Murnau sentase cátedra en el primitivo cine de terror con Nosferatu, su compatriota Robert Wiene entregó la obra cumbre del expresionismo alemán. A El gabinete del doctor Caligari (DVD 10273) se le puede dar diversas interpretaciones, desde una crítica  del autoritarismo (encarnado en el personaje del título) manipulador de las personas comunes (el sonámbulo Cesare), hasta una reflexión sobre la traumatizada Alemania post-Primera Guerra Mundial, a la vez que una divagación sobre la percepción de la realidad. Esto no quita que sea un fascinante ejercicio de experimentación visual y que emplee recursos narrativos (los flashbacks, el giro final) de una modernidad sorprendente.

Con dosis de asesinatos en serie, fantasía, pesadilla, suspense y terror, y un elenco actoral donde destaca la icónica interpretación de Conrad Veidt, El gabinete ha sido obra de culto para las generaciones cinéfilas que se han sucedido desde 1920. Y un paso obligado para saber de dónde proceden muchas de las películas que hoy te hacen estremecer.

***

(Imagen: Amazon)

Las tradiciones, cuanto más antiguas y oscuras, son el caldo de cultivo ideal para el cine que busca transmitir desasosiego confrontando «civilización» y «barbarie». Caso práctico: un policía se desplaza a una isla para investigar una extraña desaparición y descubre que sus habitantes se comportan como sus antepasados ancestrales… incluyendo el sacrificio humano ritual. Esta es, a fin de cuentas, la sinopsis de El hombre de mimbre (DVD 8320), la adaptación que el actor Christopher Lee, el guionista Anthony Shaffer y el director Robin Hardy hicieron de la novela Ritual de David Pinner en los primeros 70 del siglo pasado.

Durante los cuarenta años siguientes a su estreno, la cinta fue sometida a recortes y restauraciones. (El ejemplar de la Mediateca trae la versión internacional de 88 minutos y la extendida de 100.) Hoy se la considera un exponente del «folk horror» que, no hace mucho, inspiró a Midsommar. Fue el mayor éxito de Hardy, un realizador nada pródigo y que se propuso completar una trilogía tras The Wicker Tree (2011). No lo consiguió, pero la peli de 1973 incorporaría a la cultura popular la figura del «hombre de mimbre». Sin contar con que se antoja superior al remake de 2006 protagonizado por Nicolas Cage.

***

(Imagen: Amazon)

Nada que ver con las dos anteriores. Planet Terror (DVD 5030) es una gamberrada escrita y dirigida por Robert Rodríguez más cercana a El día de la bestia que a un verdadero clásico del género de terror. Y, sin embargo, las coordenadas en que se mueve (un virus transforma a las personas en una especie de zombis y los supervivientes han de luchar por sus vidas) no pueden ser más clásicas.

En 2007, el tejano retomaba la senda que había explorado una década atrás con Abierto hasta el amanecer. Solo que con descaro y humor negro redoblados. La idea era ofrecer una doble función titulada Grindhouse, consistente en su película y en Death Proof de Quentin Tarantino (quien, además, coproducía la de Rodríguez). El chasco en taquilla facilitó que el lanzamiento fuera de los Estados Unidos se hiciera por separado. Precisamente, «grindhouse» es un término que remite a las salas de cine norteamericanas de los años 70 donde se proyectaban historias de contenido juzgado inapropiado para el público mayoritario; o sea: violento, sexual, terrorífico, «bizarre». Un concepto que pretende homenajear (ojo al tratamiento visual) esta comedia-thriller, sin otra pretensión que hacerte pasar un buen rato (des)agradable.

 

 

Compartir: